Primer Estudio en el Mundo del Efecto de la Mascarilla en los Niños



Antecedentes: las narrativas sobre las quejas en niños y adolescentes causadas por el uso de una mascarilla se acumulan. Hasta la fecha, no existe un registro que refleje los efectos secundarios de las mascarillas sobre los Niños.

Métodos: En la Universidad de Witten / Herdecke se ha creado un registro en línea donde los padres, médicos, los pedagogos y otros pueden ingresar sus observaciones.

El 20 de octubre de 2020, se pidió a 363 médicos que realizaran entradas para que los padres y profesores estuvieran al tanto de la información que se ingresaba de forma continua..

Resultados: Al 26.10.2020 el registro había sido utilizado por 20.353 personas. En esta publicación informamos resultados de los padres, quienes ingresaron datos sobre un total de 25.930 niños.

El tiempo medio de uso de la mascarilla fue de 270 minutos por día. Las deficiencias causadas por el uso de la mascarilla fueron reportadas por el 68% de los padres.

Estos incluyeron:

  • Iirritabilidad (60%)
  • Dolor de cabeza (53%)
  • Dificultad para concentrarse (50%)
  • Menos felicidad (49%)
  • Renuencia a ir a la escuela / Jardín de Infancia (44%)
  • Malestar (42%)
  • Problemas de aprendizaje (38%)
  • Y Somnolencia o fatiga (37%).

Discusión: El primer registro del mundo para registrar los efectos del uso de mascarilla en niños está dedicado a una nueva pregunta de investigación.

Sesgo: con respecto a la documentación preferencial de niños que son particularmente y gravemente afectados o que son fundamentalmente críticos con las medidas de protección no pueden ser descartados.

La frecuencia de uso del registro y el espectro de síntomas registrados indican la importancia de la tema y convocatoria de encuestas representativas, ensayos controlados aleatorios con varias mascarillas y una renovacion de la Evaluación de riesgo-beneficio para el grupo vulnerable de niños: los adultos deben asumir colectivamente circunstancias bajo las cuales estarían dispuestos a asumir un riesgo residual en favor de permitir que los niños tengan una mejor calidad de vida sin tener que usar una máscara.

Antecedentes y Preguntas

La combinación de medidas de precaución recomendadas en Alemania en 2020 para reducir el COVID 19, o la regla AHA-L (distancia / higiene / mascarilla diaria / ventilación), hace un significativo contribución a contener la incidencia de infección. La cuestión de un certificado de exención de la obligación de usar una mascarilla (en lo sucesivo, "máscara y/o mascarilla") es un fenómeno nuevo en práctica pediátrica.

Los padres, educadores y médicos reportan cada vez más problemas y problemas de salud. quejas en los niños en relación con el uso de una máscara. No hay estudios independientes del fabricante. sobre el uso de mascarillas para niños y adolescentes certicadas como productos médicos de uso ocupacional seguridad en aplicaciones profesionales. Además, debido a los materiales desconocidos utilizados, no hay hallazgos. sobre los posibles efectos protectores o efectos secundarios de las "máscaras cotidianas", a menudo caseras, que lleva el mayoría de los niños. En vista de las medidas en curso para contener la pandemia COVID-19, y en particular las diversas obligaciones de los niños y adolescentes de usar máscaras en la escuela durante un período de tiempo más prolongado, hay una necesidad urgente de investigación.

Diseño de estudios y métodos de investigación

Basado en el registro de reacciones adversas a medicamentos del Instituto Paul Ehrlich (www.nebenwirkungen.pei.de), Se ha creado un registro en línea donde los padres, médicos, educadores y otras personas pueden ingresar observaciones sobre los efectos del uso de una máscara en niños y adolescentes. El 20.10.2020, 363 médicos en la lista de distribución del estudio Co-Ki fueron informados sobre la posibilidad de hacer entradas allí ellos mismos y comunicar el registro a sus pacientes y colegas. El registro y el cuestionario pueden se puede encontrar en línea en www.co-ki-masken.de (Figura en el Suplemento en línea S1) como parte del estudio Co-Ki complejo (figura en el Suplemento en línea S2).

Los datos ingresados ​​en el registro incluyen información sobre el papel del solicitante de registro, datos demográficos, enfermedades previas, situación y duración del uso de la máscara, tipo de máscara, existencia de quejas del niño sobre una discapacidad a través de la máscara, síntomas, problemas de comportamiento, actitud personal ante las medidas de protección de la corona del gobierno y el Posibilidad de dejar nombre y dirección de correo electrónico. Un voto ético positivo de la Universidad de Witten / Herdecke fue obtenido. El objetivo de esta primera encuesta es cuantificar las quejas subjetivas en valores absolutos de bajo umbral. términos y clasificarlos en términos de contenido.

Esto se hace informando frecuencias absolutas y relativas. La distribución de género, estado o edad con valores esperados conocidos da las primeras indicaciones de la cuota representatividad del comportamiento de respuesta. Los valores p exploratorios mediante la prueba de Chi² se utilizan para comparar frecuencias en los tres grupos de edad seleccionados. Para el tiempo de uso en minutos, la prueba de Kruskal-Wallis-H fue usado. Se incluyeron las respuestas de todas las personas participantes. Respuestas incompletas y obvias se excluyeron las entradas falsas. En este primer análisis, solo las respuestas del grupo más grande de "padres" son considerado.

Resultados

En la tarde del 26 de octubre de 2020, una semana después de que el registro se pusiera en línea, 20.353 personas ya habían tomado parte de la encuesta, con 48.657 entradas. De los participantes de la encuesta, 17.854 (87,7%) eran padres, 736 (3,6%) eran profesores, 352 (1,7%) eran médicos y 1411 (6,9%) eran "otros" (Figura S3 en el Online El suplemento muestra el conjunto de análisis de las entradas de la primera semana). Este artículo informa sobre los 17.854 padres entrantes con un total de 25.930 niños y jóvenes. Los datos de los médicos, profesores y otros roles se publican por separado.

De los 17.854 padres que ingresan:

  • 6.877 (38,5%) declararon tener título universitario (licenciatura, maestría, maestría, diploma, examen estatal, doctorado).
  • 671 (3.8%) tenían maestro artesano.
  • 3.704 (20,7%) había completado un aprendizaje.
  • Y 3,040 (17,0%) tenía un diploma de escuela secundaria (general calificación para el ingreso a la universidad) o calificación de ingreso a la educación superior relacionada con calificación de ingreso a la universidad.
  • 2.509 (14,1%) de los participantes declararon que su nivel educativo más alto era un certificado de finalización de la escuela secundaria (en Alemania: Mittlere Reife, Fachoberschulereife o similar).
  • 327 los participantes (1,8%) tenían un certificado de finalización de la escuela secundaria moderna.
  • Y 31 participantes (0,2%) declararon que no tenían ninguna titulación escolar o de formación.

El resto no ingresó a la educación. los La participación de cotizantes por estado corresponde a la distribución de la población (Figura 1).

La situación demográfica de los hijos y enfermedades previas entre los hijos de los padres Los puntos de vista se muestran en la Tabla 1: los géneros están igualmente representados con una ligera tendencia hacia los niños; y el 55,6% de los niños tenían entre 7 y 12 años. En el 79,4% de los niños se afirmó que no tenía ninguna enfermedad previa, el 5,9% tenía asma y el 1,8% tenía otra enfermedad pulmonar. Además, había la posibilidad de entradas de texto libre sobre otras enfermedades previas, que fue utilizada por un 8,6%.

Tabla 1: Demografía y condiciones preexistentes de los niños

La Tabla 2 presenta la situación del uso de máscaras con los niños y si alguna forma de discapacidad desde la vista de los padres estaba presente.

Cuando se les preguntó sobre las situaciones en las que los niños llevan máscara:

  • El 81,1% de los participantes de la encuesta respondió que el niño usa la máscara en la escuela fuera de clase, es decir, durante descansos y en los pasillos.
  • El 48,6% también afirmó que el niño también lleva la máscara en clase en el asiento durante lecciones.
  • El 68,5% de los niños registró llevar la mascarilla en las tiendas.
  • El 39% de camino a la escuela.
  • El 4,6% de los niños nunca usan máscara.
  • Se había concedido un certificado de exención de máscara al 6,7% de los niños y jóvenes.
  • El tiempo medio de uso de la máscara varía mucho con la edad; promedió 4.5 horas por día, y fue mucho mayor, especialmente entre los jóvenes (13-18 años), con un promedio de 6 horas (Cuadro 2).
  • En 16.913 niños (65,2%) se informó que usaban máscaras de tela, seguidas de máscaras quirúrgicas. FPP los niños apenas usan máscaras.

En cuanto a la cuestión de si los propios niños se quejan de las deficiencias causadas por con la máscara:

  • El 67,7% de los encuestados respondió que sí para sus hijos.
  • El 26% respondió que no. los pregunta sobre si los mismos encuestados observaron una discapacidad del niño al usar el la mascarilla se respondió afirmativamente en el 66,1% (tabla 2).
  • La evaluación del deterioro de la salud se muestra en la Tabla 3.
  • El 4% no opinó cuando se le preguntó sobre su actitud personal hacia la cúpula del gobierno con las medidas de protección.
  • El 11,7% de los participantes opinó que las medidas deberían ser más estrictas.
  • El 11,0% consideró adecuadas y buenas las medidas actuales.
  • El 41,7% se mostró a favor de medidas más suaves.
  • Además, el 31,6% expresó una opinión diferente a la opción de configuración especificada en la opción de selección. En En general, describieron las medidas de política como inapropiadas, incomprensibles e indiferenciadas.

Tabla 2: Situación de uso de la máscara y deterioro

La distribución de frecuencia de los efectos secundarios mencionados anteriormente asociados con las mascarillas es similar en el diferentes grupos de edad, con dolores de cabeza, dificultades de concentración, malestar, dificultades de aprendizaje y la somnolencia / cansancio es la más común (Tabla 3).

Otras quejas se describen en el texto libre.

En primer lugar:

  • 269 entradas sobre piel deteriorada, especialmente aumento de granos, erupciones y fenómenos alérgicos. Alrededor del área de la boca hasta enfermedades fúngicas dentro y alrededor de la boca.
  • 151 entradas en hemorragias nasales.
  • 122 entradas sobre el disgusto escolar hasta la ansiedad escolar / negativa a asistir a la escuela.
  • 64 entradas sobre aumento de la sudoración.
  • 52 entradas en puntos de presión y heridas detrás de las orejas.
  • 46 entradas en dolor o labios agrietados y parcialmente ensangrentados.
  • 31 entradas sobre el aumento de los ataques de migraña en frecuencia y gravedad.
  • 23 entradas sobre problemas de visión.
  • 13 entradas sobre aftas.

La tabla 3 muestra la clasificación de un posible deterioro de los niños, según la evaluación de los padres.

La Tabla 4 muestra otros problemas de comportamiento en el niños, sobre todo con:

  • 60,4% de mayor irritabilidad.
  • 49,3% menos de niños felices.
  • 44% de niños que no quieren ir más a la escuela, en cada caso, los niños en la categoría de edad de 7 a 12 años son los más afectados.
  • En el 25,3% de los niños se afirmó que han desarrollado nuevas ansiedades (Tabla 4).
  • Además, 2.672 Las entradas en esta pregunta solo mencionan especicaciones explícitas de ansiedad o la reaparición de varios ansiedades en las entradas de texto libre.
  • Además de un miedo general al futuro, el miedo a la asfixia incluso con una mmascarilla, así como el miedo a la muerte de los familiares a través del coronavirus, se representa con mayor frecuencia.
  • Adicionalmente, existe el miedo a la estigmatización tanto por el uso como por el no uso de una máscara en el entorno social.
  • Muchos padres también informan sobre pesadillas y trastornos de ansiedad relacionados con personas enmascaradas cuyo rostro las expresiones y la identidad no son reconocibles para los niños. 

Tabla 3: Síntomas en niños en el informe de los padres